HACIENDA LA PEÑUELA

Siglos de historia en las paredes de esta construcción andaluza que además es un antiguo monasterio de la Orden Cartuja.  Nos tenemos que trasladar al siglo XVI para conocer su origen. En su impresionante patrio empedrado el protagonismo lo tienen las bungavillas que lo envuelven y las enredaderas que se deslizan por arcos, balcones y blancas paredes que se elevan hacia el profundo azul del cielo. Olores, colores… sensaciones.

Se ubica la antiquísima bodega familiar donde el vino nace en silencio. La placita de tientas donde tantas tardes maravillosas han pasado grandes figuras del toreo como Manolete y junto a ella, la recoleta Capilla de los Cartujos, donde se exhibe el majestuoso retablo de Zurbarán. Al final del pasaje, podemos ver los maravillosos Jardines de la Parra. También destaca el impresionante museo de carruajes con piezas únicas llenas de historia de los Bohórquez Domecq.

Un solo lugar, hacienda La Peñuela, pero mil y un rincones singulares y con encanto donde celebrar todo tipo de eventos en un ambiente y con detalles que harán de sus momentos algo difícil de olvidar.